¿Qué debo saber a la hora de invertir?

Foto Fuente Pexels

A la hora de pensar en comprar un apartamento, una de las preguntas que hay que responder internamente es si lo quieres para vivir o quieres que sea una inversión, y si estás leyendo este artículo probablemente estés en la segunda categoría: comprar un apartamento como inversión.

Si te preguntas si invertir en bienes raíces es una buena idea, tengo que decir que sí. Este tipo de inversión es generalmente la más exitosa en España y una de las mejores alternativas si quieres invertir.

Además, algunos estudios así lo afirman, porque la vivienda ha vuelto a ser un foco de inversión importante para los españoles, lo que hace que la mayor parte de sus ahorros se destinen ahora 4/5€ lo destinamos a la inversión inmobiliaria.

Sin embargo, también depende de la época, pues hay tiempos que son más propensos a invertir que otros o del precio de compra. 

Si las cosas no están claras, espérate y no compres y trata de buscar el punto en el que puedas comprar hoy, pero vender más caro en el futuro.

1. Planificación

El primer consejo es crear una hoja de ruta que lleve un registro de cuándo se invierte el dinero o al menos se toman las primeras decisiones. Por ejemplo, tendrás que pensar en cuánto tiempo no necesitarás usar este dinero invertido. También debe saber que los mejores resultados de inversión, si no es un usuario muy experimentado de los mercados, se producirán durante un largo período de tiempo (tres o cinco años).

Además, debes saber que nunca debes invertir todos tus ahorros sino invertir una parte y dejar otra parte en un producto seguro y líquido, cuando la cuenta o depósito es revocable. Tampoco tienes que invertir el dinero que necesitas en poco tiempo, y además, siempre debes tener un fondo de emergencia listo para hacer frente a cualquier situación de emergencia que pueda surgir.

2. Productos no complejos

Cuando comience a leer sobre inversiones, habrá muchos nombres de entidades y tipos de productos donde se puede colocar el dinero. La Bolsa Nacional de Valores, el regulador de las inversiones en España, define dos categorías: productos complejos y no complicados.

Como señalan los expertos de HelpMyCash.com, los productos complejos se recomiendan más para aquellos con experiencia en el campo, aquellos que pueden tomar decisiones complejas por sí mismos y aquellos con los antecedentes necesarios para comprender los mercados y sus mecanismos. Los productos sencillos (como fondos mutuos, fondos indexados o acciones) son fáciles de entender para los principiantes.

Actualmente, existen empresas que permiten la formación de contratos de cartera a partir de varios fondos, principalmente indexados, y ayudan a los clientes a elegir la cartera que mejor se ajusta a su perfil de riesgo. Estos son asesores de bots o administradores de inversiones automatizados, como Indexa Capital, Finizens e inbestMe. Cada uno de estos robo-advisors dispone de entre 5 y 11 modelos de cartera que se configuran, con distintos grados de riesgo, para adaptarse al perfil inversor de la persona en cuestión. Cada inversor es testeado con varias preguntas y en base a los resultados recomendará una u otra cartera.

3. Atención al riesgo y la rentabilidad

Relacionado con el producto está el concepto de riesgo y retorno. Antes de contratar un producto, siempre se debe tener en cuenta que a mayor riesgo hipotético, mayor beneficio potencial. También es interesante analizar la rentabilidad histórica del producto, aunque esto no indica el futuro. Cada inversor debe evaluar si prefiere correr riesgos para ganar más dinero o si prefiere un producto menos arriesgado y menos rentable.

En el caso de inversores con aversión al riesgo alto, puede elegir productos de inversión de bajo riesgo, así como combinarlos con productos de ahorro garantizado, como los contratos de futuros. Los vencimientos fijos pagan intereses, lo que ayuda a mitigar los efectos de la inflación y asegura que el dinero se cobre a su vencimiento. Desde HelpMyCah.com destacan la contratación por parte de Raisin de este tipo de productos, una plataforma que permite contratar desde España sobre los mejores depósitos bancarios europeos, con interesantes beneficios de los que actualmente se ofrecen en entidades españolas.

4. Buscar las comisiones más bajas

También el punto clave es buscar la comisión más baja para el producto que quieres contratar. Por ejemplo, si desea comprar acciones a través de un corredor en línea, puede haber cero o casi ninguna comisión. Por otro lado, por las mismas acciones en otra organización, pueden cobrar una comisión de compra y retención.

Ir arriba