Perspectivas del mercado inmobiliario

Foto Fuente Unsplash

Tras la crisis sanitaria a causa del COVID-19, el mercado inmobiliario ha tenido un gran impacto. La situación en la que nos encontramos es claramente diferente a la situación en la que estábamos en 2008, en este caso el sector no está en el centro de la crisis y las entidades financieras están en una posición mucho mejor, pero la incertidumbre ahora abre la puerta. Hay signos de recuperación, mejora y optimismo sobre las perspectivas para 2022.

Cabe señalar que grandes inversores siguen viendo a España como una buena opción de inversión, como la apuesta por la filial española de la inmobiliaria de Warren Buffet, que decidió mantener intactos sus planes de expansión en España. A pesar de la epidemia.

El mercado de la vivienda actualmente tiene una mejor tendencia y los propietarios están muy endeudados porque tienen ahorros y las tasas de interés son muy bajas. El euríbor está en tendencia bajista y seguirá cayendo. En octubre se registraron tres mínimos mensuales históricos, esto supone una bajada de los tipos de interés que cobran los bancos por las hipotecas, incentivando la compra de viviendas.

La caída de precios durante la crisis anterior fue del 40% por la burbuja del sector inmobiliario, y ahora según datos de Standart & Poors, la caída de los precios de la vivienda podría ser inferior al 1,8% en 2020 y recuperarse. 

El mercado inmobiliario de alquiler está creciendo

Según el informe semestral de CaixaBank Research, el mercado del alquiler se verá menos afectado ya que recibirá más demanda de personas con dificultades o dudas para comprar una vivienda. Del mismo modo, el portal inmobiliario Fotocasa asegura que se ha producido un aumento significativo de búsquedas de viviendas en alquiler tras reservar en las principales ciudades como Málaga (117%), Valencia (86%), Barcelona (82%) y Madrid (77%).

Promover la mejora del hogar

En base al anterior informe de CaixaBank Research, otra de las áreas del sector inmobiliario que podría potenciarse es la reforma de viviendas. Muchas personas, debido al confinamiento y al teletrabajo, se han planteado reformar sus viviendas para adaptarse a su nueva vida.

Cambios en las necesidades de vivienda

José García Montalvo, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, argumentaba en un artículo publicado en Expansión, que “la experiencia del confinamiento puede provocar cambios en el sistema de precios y en la construcción: la demanda privada se redireccionará a espacios abiertos y más allá de los centros de las principales ciudades.” El portal Fotocasa también destaca cómo el interés de los buscadores de vivienda se ha desplazado hacia las afueras de las ciudades. La tendencia pide espacios más flexibles y versátiles.

Ir arriba