Las rentas más baratas

Foto Fuente Pexels

Las tarifas de alquiler en España están subiendo, impulsadas por el aumento de la inflación.
Los altos precios de la electricidad, el combustible y el aumento de los precios de las materias primas empujaron el IPC al 9,8% en marzo. Un aumento que no se ha visto en más de 35 años.

Las hipotecas, que cotizan en el IPC, podrían tener una subida de hasta 500 euros al año, según datos de Idealista. Estas atractivas promociones son cada vez más fiables en las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, ​​pero incluso en lugares donde no hay alquiler, como San Sebastián o Bilbao.

En estas 4 ciudades, según los datos recopilados, la subida media mensual oscila entre los 48 euros y los 51 euros. En cambio, las áreas urbanas más afectadas por esta situación serán Ciudad Real, Cuenca o Teruel, con un incremento de 21 euros al mes.

Con el rebrote del covid, la implantación del teletrabajo y la vuelta a las familias de los universitarios, la oferta de alquiler se ha disparado y, con ello, estos precios han caído con fuerza. Con la subida del IPC, las hipotecas también amenazan con subir: Consejo 5 para evitar que los caseros te suban el sueldo.

Por supuesto, hay muy poca gente de las grandes ciudades a las zonas rurales o pueblos pequeños, debido a la facilidad del servicio de televisión y los bajos precios en estas ciudades.

Año a año, respecto a febrero de 2021, el precio medio de la vivienda habría caído un 0,9%. Pero en comparación con noviembre de 2021, cuando la inflación comenzó a subir con fuerza, el precio promedio subió 2,1%, según Idealista.
Está claro que la subida de los precios de los alquileres empieza a causar grandes problemas. Específicamente, el gobierno quiere rectificar esto limitando la inflación al 2%. Sin embargo, muchos expertos concluyen que esto es algo que tendrá poca repercusión, ya que es temporal y deja al 75% de los arrendadores.

Ir arriba