El 90% de las compras de vivienda es para alquilar.

Foto Fuente Pexels

El resto es para reformarlas y venderlas de inmediato.

Una de cada diez viviendas está destinada a la inversión. De ese total, cerca del 90% son inversores que compran para alquilar, mientras que el 10% restante compran para reformar y revender de forma inmediata, según varios estudios realizados.

El interés de los inversores en la vivienda varía según la región. Según datos Madrid, Málaga, Valencia y Barcelona ocupan el cuarto lugar, tanto en la ciudad como en el ámbito de influencia, en cualquier caso. Las Islas Canarias, Sevilla y Mallorca también se suman al interés de los inversores. Los pequeños inversionistas buscan inmuebles en ciudades que, luego de la pandemia, han demostrado ser más resistentes a las fluctuaciones económicas y más atractivas porque ofrecen condiciones favorables para una vida de calidad, o un lugar enfocado para trabajar o capacitarse.

La casa más buscada por los pequeños inversionistas para rentar es de uno o dos dormitorios, y estará bien ubicada. Siempre es más rentable y menos riesgoso comprar dos departamentos pequeños que dos grandes.

Además de la vivienda en alquiler, otro tipo de inversor busca inmuebles muy deteriorados para reformar y vender en poco tiempo. En este caso, lo principal es medir adecuadamente la inversión que se requiere para modernizar la casa, para que después de la reforma y todas las obligaciones fiscales, el proceso nos siga quedando a nosotros. En este caso, la posición y el tamaño no son tan importantes como en otros casos.

Ir arriba