¿Cómo puede afectar la actual situación al mercado inmobiliario?

Foto Fuente Pixabay

El precio de la vivienda mantendrá la tendencia alcista en 2022. Así lo aseguran los expertos del sector inmobiliario, que señalan una situación propiciada por el incremento de las materias primas, la falta de mano de obra y la inflación. Desde la consultora CBRE cifran la subida media de precios en el 4,2%. La obra nueva aumentará sus costes en un 6,5%, mientras que la de segunda mano lo hará en torno al 4%.

Estudios económicos de CaixaBank prevé un avance medio del 4%, y descartan que los precios entren en una espiral alcista preocupante a medio plazo, sino que experimentará un crecimiento acorde con la evolución de la renta de las familias. En cuanto al mercado del alquiler, donde se ha impuesto la tendencia a la baja en el último año, los expertos estiman un cambio de rumbo con subidas que podrían llegar al 5%, según la Agencia Negociadora del Alquiler.

El Banco de España, ya se encuentra alertando de la existencia de una sobrevaloración del precio de la vivienda en España, todavía discretamente y por tanto, sin temor a la burbuja de momento. El supervisor nacional asegura que el precio de la vivienda se encareció un 3% en el segundo trimestre del año y un 4,5% en el tercero, por lo que se mantendrá vigilante ante esta tendencia alcista.

Se aprobó la semana pasada una nueva circular con tres nuevas herramientas macroprudenciales para evitar la acumulación de riesgos en el sector financiero que le da competencia para intervenir las condiciones en la concesión de préstamos a determinados sectores, como el inmobiliario, lo que podría desembocar en un encarecimiento del crédito.

En el lado del alquiler, la subida del IPC encarece los arrendamientos de vivienda una media de 46 euros en diciembre, la mayor subida en 30 años. El precio mediano en España de una vivienda de dos habitaciones en alquiler cerró 2020 en 680 euros. Con la revisión actual, la renta llegaría a 726 euros.

Ir arriba