Finalmente llega a su fin el artículo 28 de la Ley Hipotecaria.

Finalmente llega a su fin el artículo 28 de la Ley Hipotecaria.

Foto Fuente Pexels.com

Los futuros compradores de vivienda tendrán desde hoy un motivo menos del que preocuparse. Este viernes 3 de septiembre desaparece el artículo 28 de la Ley Hipotecaria, un artículo que en la práctica ha frustrado no pocas operaciones a punto de rubricarse.

Hasta hoy, el artículo 28 de la Ley Hipotecaria establecía que si alguien muere sin hijos y su vivienda pasa a hermanos u otros herederos indirectos, los bienes no serán realmente de estos herederos hasta haber pasado 24 meses, es decir dos años. Hasta cumplir ese plazo, los bienes no tendrían efecto en el Registro. La consecuencia directa es que el heredero no podía vender esos bienes hasta haber pasado esos dos años.

La ley, popularmente conocida como la Ley de Cuba -se estableció en la guerra de Cuba para que los hijos putativos pudieran reclamar lo que les pertenecía por herencia a su llegada a la Península- explica que, en el hipotético caso de que apareciera un hijo ilegítimo, se hallara un testamento manuscrito o reapareciera un heredero directo desconocido, este tendría pleno derecho a reclamar el bien, y de hecho lo ganaría, sobre los herederos indirectos.

Más de un siglo después de la guerra de Cuba (1898), este artículo ha seguido vigente hasta este viernes. Y no ha parado de dar problemas en los últimos meses, con muchas personas interesadas en comprar una vivienda que se han topado con esta norma a la hora de formalizar operaciones de compraventa.

Los pocos compradores que se atrevían a adquirir en esta situación, optaban por fórmulas alternativas como pagar un alquiler con derecho a compra durante dos años y, una vez transcurrido ese periodo, ejecutar la adquisición. O bien, asumían que la propiedad podría quedar paralizada o que el precio exigido podía situarse por debajo del mercado.

Ahora todos esos condicionantes desaparecen, tanto para las operaciones a futuro como las que están en periodo de vigencia, ya que la ley tiene carácter retroactivo. El heredero de una vivienda pasa a ser directamente su titular, independientemente del grado de parentesco que guarde con el fallecido, y podrá llevar a cabo su venta sin ningún tipo de carga que la limite.


En grupoalquila disponemos de viviendas en alquiler repartidas por toda España, disponemos además, de garantías exclusivas para tranquilidad de los propietarios, si estás pensando en alquilar tu vivienda contáctanos sin compromiso.