Los nuevos contratos son más cortos y complicados.

Los nuevos contratos son más cortos y complicados.

Foto Fuente Pexels

Antes de la pandemia, un propietario necesitaba, de media, 45 días para alquilar una vivienda. Actualmente, el tiempo que una vivienda permanece en promoción hasta formalizar el alquiler asciende a 56 días. A diferencia de lo que ha sucedido en el mercado de la compraventa, el coronavirus ha tenido un fuerte impacto sobre el alquiler con caídas de precios, un fuerte trasvase de pisos turísticos hacia el alquiler tradicional, un mayor tiempo para encontrar inquilinos y una menor duración de los contratos.

Así se desprende de la Radiografía del Mercado del Alquiler 2021, un extenso estudio sobre la situación real del sector, elaborado por Alquiler Seguro, que analiza la evolución del mercado del alquiler durante 2021, a través de 11 provincias: Álava, Alicante, Barcelona, A Coruña, Madrid, Málaga, Murcia, Sevilla, Valencia, Vizcaya y Zaragoza.

Según este estudio, el mercado de alquiler continúa en pleno ajuste y trasformación tras más de un año marcado por el coronavirus, que ha provocado que se haya incrementado el tiempo que se necesita para alquilar una vivienda. Además, se reduce el periodo de permanencia en las viviendas, acortándose la duración de los contratos. Y, como ya ha puesto de manifiesto la pandemia, también ha cambiado la preferencia en la tipología de vivienda que se alquila.

Con los alquileres en máximos, una crisis en ciernes y una enorme incertidumbre tanto a nivel económico como laboral, las prisas por alquilar y los alquileres que 'vuelan' han desaparecido momentáneamente del mercado. Ahora se tarda más tiempo en encontrar inquilino que hace poco más de año y medio. A nivel nacional, el plazo ha aumentado un 24% —se ha pasado de 45 a 56 días—, pero en ciudades como Barcelona, uno de los mercados más tensionados, el porcentaje roza el 30% al pasar de 42 a 54 días, situación muy parecida a la de Sevilla (ha pasado de 42 a 55 días), Málaga (de 49 a 63 días), Murcia (de 48 días a poco más de dos meses), Vizcaya (de 45 a 58 días) o Zaragoza (de 40 a 51 días).

Madrid, por su parte, es una de las ciudades donde menos se ha ampliado el plazo, quizá por la enorme demanda que sigue existiendo en este mercado a pesar de la pandemia. En la capital se ha pasado de 43 días a 52.

 


En grupo Alquila gestionamos alquileres por toda España. Conoce nuestras garantías exclusivas. Contacta con nosotros sin compromiso.