¿Cómo invertir en el sector inmobiliario sin comprar una casa?

¿Cómo invertir en el sector inmobiliario sin comprar una casa?

Emprender en el sector inmobiliario puede sonar a grandes inversiones y una gran infraestructura. Sin embargo, no siempre tiene que ser así. Obviamente, si tu intención es comprar propiedades para venderlas por un precio mayor, necesitarás un desembolso inicial importante, pero también existen otras actividades donde el dinero no será un problema.

La vivienda vuelve a situarse como una opción favorita en la estrategia de inversión de muchos españoles. Los precios de compraventa en el mercado inmobiliario siguen subiendo, del mismo modo que lo hacen las cifras en los importes de los alquileres. Atrás quedan los fantasmas de la burbuja inmobiliaria y aquel año 2015 en el que los precios de la vivienda en España tocaron mínimos.

Sin embargo, invertir en el sector inmobiliario es una tendencia que muchos creen que no se pueden permitir. Principalmente, porque comprarse una casa para alquilarla o venderla con plusvalía suele ser bastante costoso y no todo el mundo dispone de ese capital para poder hacerlo.

A este respecto muchos españoles se hacen la pregunta si existe una alternativa de invertir dinero en activos inmobiliarios sin tener la necesidad de comprarse una vivienda y gastarse una millonada. La realidad es que sí: como inversor puedes aprovechar la dinámica creciente de este mercado evitando adquirir un inmueble.

Invertir en socimis

¿Qué son las socimis?

Empresas cotizadas que basan su negocio en la compra, promoción y rehabilitación de activos urbanos que se suelen destinar al alquiler. Las socimis son un vehículo de inversión colectiva a caballo entre los fondos y las empresas inmobiliarias que permiten a sus partícipes estar presentes dentro del mercado de la vivienda sin tener que apostar todo el dinero a un activo en concreto (un inmueble) y sin estar condicionados por su falta de liquidez. Se trata de un formato basado en los famosos REITs (Real Estate Investmen Trust) nacidos en EEUU en los años sesenta.

Así, para que una compañía se considere socimi debe tener como mínimo una cartera de inmuebles (que pueden ser viviendas, oficinas, locales comerciales, naves...) destinada en un 80% al alquiler. De igual modo, están obligadas a repartir a sus inversores el 80% de sus beneficios por alquiler a sus accionistas, el 50% del beneficio por venta de inmuebles y el 100% de la ganancia obtenida a través de dividendos por participación en otras inmobiliarias.

Actualmente, en el mercado español existen más de 70 socimis que cotizan en el mercado continuo y en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Invertir en crowdfunding

¿Qué es el crowdfounding?

Es un sistema de pequeñas inversiones centradas en el sector inmobiliario mediante plataformas que son las que se encargan de seleccionar y ejecutar esas inversiones. Por lo general, estas plataformas compran inmuebles en grandes ciudades que reforman y posteriormente venden en el mercado.

Aunque se trata de una fórmula de inversión a la que puede acceder cualquier persona (ya que puede hacerse a través de internet con una pequeña participación de 50 euros) es un método que implica riesgos importantes para el inversor, por lo que requiere analizar bien el proyecto en el que se invierte.

Y es que invertir en inmobiliario, incluso sin hacerlo directamente en vivienda, implica una serie de riesgos que es importante conocer si no queremos arriesgar todo nuestro patrimonio. Por lo tanto, si no contamos con los suficientes conocimientos financieros y queremos estar presentes en este sector, lo mejor será contar con la ayuda de un asesor financiero que nos prepare un plan de inversión personalizado en función de nuestros objetivos. 




Si quieres alquilar tu vivienda, visita nuestras garantías de pago exclusivas. En Grupoalquila te estamos contigo durante todo el proceso, sin sorpresas ni complicaciones, consúltanos para cualquier duda.