Pisos compartidos: claves para una buena convivencia.

Pisos compartidos: claves para una buena convivencia.

Un piso compartido puede resultar una opción excelente para muchas personas que por cuestiones económicas, temporales o incluso sociales deciden vivir en convivencia con otros y otras. De este modo, se comparten gastos y zonas comunes de un piso o apartamento de varias habitaciones, a la vez que se mantiene y cuida un espacio privado e íntimo.

Un piso compartido es la primera solución cuando los precios de los pisos de alquiler no resultan asequibles. Mucha gente necesita vivir en zonas céntricas de la ciudad donde los alquileres son altos y no tienen tiempo o disponibilidad para trasladarse a una zona de las afueras donde las rentas sean más bajas.

¿Cuántas personas pueden vivir en una vivienda compartida?

Por cada habitación con superficie mayores de 5 m²:

1 persona

Por cada habitación con superficie mayores de 8 m²:

2 personas

Por cada habitación con superficie mayores de 12 m²:

3 personas

Viviendas sin habitaciones:

1 persona

 

Las ventajas y desventajas del alquiler compartido

Las ventajas

Alquile más grande y comparta los costos

Primero, le permite alquilar una propiedad más grande que si la alquilara solo por un precio más bajo, porque el precio se divide por la cantidad de personas presentes en el piso compartido. Además, no solo se comparte el alquiler, sino también todos los gastos como facturas (internet, televisión, electricidad …), reparaciones, impuestos, etc. Es una buena manera de comenzar en la vida cuando va a la Universidad o tiene su primer trabajo.

Conozca gente

El alquiler compartido también facilita la integración en una nueva ciudad durante la educación superior porque facilita las reuniones sociales. El compartir también permite pasar momentos agradables y el intercambio cultural.

Las desventajas

Adaptarse a los demás

Sin embargo, también hay desventajas en este tipo de vida comunitaria. Tiene que saber cómo adaptarte a los demás, lo cual no es obvio para todos. Por lo tanto, es importante definir el perfil de los compañeros para que la convivencia sea agradable para todos.

El ruido

Sí, el compañero de cuarto suele ser más ruidoso, necesitará tapones para los oídos y mucha paciencia.

Definir reglas

Para que todo esté en su mejor momento, es importante introducir reglas desde el comienzo del alquiler compartido (división del trabajo, limpieza, etc.) También es importante contratar un seguro en caso de falta de pago de su alquiler por parte de uno de los compañeros de cuarto para que no tenga que pagar el monto total usted mismo.


En conclusión, el alquiler compartido es una buena solución para alquilar su propiedad rápidamente al garantizar un flujo de caja regular. Además, el perfil de las personas que eligen este estilo de vida está cambiando en los últimos años, lo que garantiza a los propietarios alquilar su propiedad de manera fácil y pacífica durante todo el año.



En grupoalquila disponemos de viviendas en alquiler repartidas por toda España, disponemos además, de garantías exclusivas para tranquilidad de los propietarios, si estás pensando en alquilar tu vivienda contáctanos sin compromiso.