Seguro de impago alquiler.

Seguro de impago alquiler.

¿En qué consiste el seguro de protección del alquiler?

El seguro de protección del alquiler es un producto pensado para que los propietarios puedan alquilar sus viviendas con total tranquilidad, quedando cubiertos en caso de impago de la renta por parte del inquilino del inmueble. En caso de que no pague el arrendatario, el seguro de protección del alquiler ofrecerá al arrendador (tomador del seguro) una compensación equivalente, lo que le permitirá mantener su nivel de ingresos por la actividad de alquiler.

Además, los seguros de protección del alquiler suelen ofrecer una cobertura adicional para asesoramiento jurídico, en caso de problemas con el alquiler, y una cobertura contra daños por vandalismo y robo e incluso protección para los enseres del hogar, entre otras acciones que puedan dañar el inmueble por un mal uso del inquilino o un suceso natural.

Por tanto, el seguro de protección del alquiler es una alternativa al aval bancario, que va mucho más allá al ofrecer al arrendador cobertura contra daños y asesoramiento jurídico en caso de problemas. Además, al ser un producto tan específico, supone un valor añadido para el propietario del inmueble, dado que es la propia compañía de seguros quien analiza el historial del inquilino para ver si puede ser un candidato a contratar el producto. En caso de que su historial no sea razonablemente bueno, servirá como indicador para decidir si conviene o no alquilarle la vivienda.

¿Qué cubre?

Estas son algunas de las coberturas especiales que solo se aplican a los seguros de alquiler:

  • Daños causados en la vivienda. Se trata de una cobertura que brinda protección frente a actos vandálicos de los propios inquilinos, como puede ser el deterioro del mobiliario o el robo de elementos del continente. Generalmente se aplica una cuantía máxima y la indemnización se calcula cuando se desaloja al inquilino.


  • Pérdida de alquiler. En caso de que la vivienda sufra algún daño y no la puedas alquilar durante un tiempo, esta cobertura prevé una indemnización para cubrir esas pérdidas económicas. Cada aseguradora aplica su propia fórmula, pueden indemnizarte todo el periodo que la vivienda esté deshabitada o establecer un límite temporal, normalmente un año a partir del siniestro. También se puede fijar un límite a la suma asegurada o indemnizar un porcentaje de las pérdidas.


  • Defensa jurídica. Esta garantía cubre la defensa jurídica del propietario, de manera que podrás recibir asistencia jurídica y reclamar los daños que cause el inquilino o el impago del alquiler. No obstante, debes tener en cuenta que esta garantía no se aplica a los casos de desahucios.


  • Protección de impago. El año pasado aumentaron en un 25% los contratos de seguros de impago de alquiler, lo cual no es extraño si se tiene en cuenta que la mitad de los españoles que alquila su vivienda lo hace por necesidad económica pero no les gusta la idea de que alguien viva en su casa. Esta cobertura opcional prevé una indemnización en caso de que el inquilino no te pague las mensualidades, generalmente las últimas doce.

 


En grupoalquila disponemos de viviendas en alquiler repartidas por toda España, disponemos además, de garantías exclusivas para tranquilidad de los propietarios, si estás pensando en alquilar tu vivienda contáctanos sin compromiso.