¿Cuáles son los requisitos de las hipotecas para autónomos?

¿Cuáles son los requisitos de las hipotecas para autónomos?

Si eres uno de los más de 3 millones de autónomos que hay en España, ya sabrás lo complicado que podría ser conseguir financiación. Sin embargo, preparar toda la documentación necesaria y darle una buena impresión al banco son dos trucos que te ayudarán a firmar la hipoteca que buscas. Aquí encontrarás información útil para comprarte una vivienda.


¿Cuáles son los requisitos de las hipotecas para autónomos?

Antes de solicitar financiación para comprar una vivienda es recomendable revisar que cumplimos con los requisitos que enamoran a los bancos. En el caso de los autónomos, las entidades podrían ser algo más exigentes que con los clientes que trabajan por cuenta ajena, así que será todavía más importante para ellos revisar los siguientes aspectos:

    1. Unos ingresos estables a lo largo del tiempo. Los bancos verán menos riesgo de impago en un emprendedor que consigue una facturación recurrente y constante a lo largo del año que en un autónomo con unos ingresos estacionales.

    2. La antigüedad del negocio también importa. Que la empresa funcione en estos momentos no será el único requisito que revisará el banco, sino que valorará el recorrido de esta así como la solidez del negocio y el sector en el que se enmarca.

    3. Unos ahorros de al menos el 30% del precio de la casa. Por lo general, los bancos no financian más del 80% y los gastos de compraventa suelen rondar el 10% del precio de la vivienda.

    4. Cuantas menos deudas, mejor. El tercer punto que revisará con lupa el departamento de riesgo del banco será qué nivel de endeudamiento tenemos. Por eso, las posibilidades de firmar la hipoteca serán mayores si tenemos pocos préstamos vigentes y sus cuotas no superan el 35% de nuestros ingresos (sumando la cuota de la futura hipoteca).

    5. Un historial crediticio libre de impagos. Por último, estar al día en el pago a clientes, proveedores y prestamistas será otra de las condiciones que deberemos cumplir si queremos conseguir financiación para comprar una casa.


Si no cumplimos alguna de las condiciones anteriores, podría ser más difícil encontrar una entidad que nos apruebe la hipoteca. Sin embargo, como cada banco tiene su política de riesgo, nunca está de más explorar nuestras posibilidades antes de darlo todo por perdido.

Consejo: Solicitar la hipoteca junto a otro titular que no sea autónomo podría facilitarnos las cosas. En cualquier otro caso, será esencial tener unos ingresos estables, contar con unos ahorros suficientes y demostrar la viabilidad de nuestro negocio.


¿Cómo conseguir un préstamo hipotecario si soy autónomo?


Como cualquier otro cliente, si somos trabajadores por cuenta propia deberemos seguir los pasos habituales para solicitar una hipoteca:

    1. Asegurarnos de que cumplimos los requisitos para firmar un crédito.

    2. Comparar las condiciones de financiación de varios bancos.

    3. Ponernos en contacto con varias entidades y negociar las condiciones de la hipoteca.

    4. Entregar la documentación requerida, tasar la vivienda y tramitar la petición.

    5. Revisar línea por línea la oferta personalizada que nos entregue el banco.

    6. Preparar una provisión de fondos para cubrir los gastos de la operación.

    7. Acudir a la firma de la hipoteca ante notario.


¿Qué documentos necesita un autónomo para pedir financiación?


Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Por eso, un buen consejo para firmar el crédito que necesitamos sería acudir al banco convencidos de que tenemos un buen perfil y con la documentación lista para contar nuestra historia.

En concreto, la mayoría de los bancos nos pedirá la siguiente información:

    1. Un dossier informativo sobre nuestra actividad o nuestra empresa. La entidad agradecerá que le presentemos nuestro currículum y que le resumamos en qué consiste nuestro día a día en la compañía. Tampoco estaría de más comentar qué relación tenemos con nuestros clientes, cuál es la historia pasada y reciente del negocio y qué proyectos tenemos en mente para los próximos años.

    2. La información fiscal. El banco querrá comprobar cómo funciona la compañía más allá de las palabras, así que necesitaremos la última declaración del IRPF.

    3. El resumen contable de la empresa. Aunque podría no ser necesario, podríamos rescatar los últimos modelos trimestrales del IVA y el IRPF, así como el resumen anual. Cuánta más información, mejor.

    4. La Vida Laboral actualizada. Con este documento, el departamento de riesgo de la entidad podrá verificar nuestro recorrido profesional y la antigüedad de nuestro negocio.

    5. Los recibos más recientes del resto de préstamos vigentes. Otra comprobación habitual es el pago de las deudas. El banco querrá saber si estamos al día con nuestras obligaciones financieras.

Además, podríamos recopilar los últimos movimientos de nuestra cuenta corriente personal y de la cuenta de la empresa para demostrar que nuestra solvencia económica nos permitiría afrontar el pago de las mensualidades sin problema.



Si quieres alquilar tu vivienda, visita nuestras garantías de pago exclusivas. En Grupoalquila te estamos contigo durante todo el proceso, sin sorpresas ni complicaciones, consúltanos para cualquier duda.