¿Qué medidas de seguridad puedes tomar ante los okupas?

¿Qué medidas de seguridad puedes tomar ante los okupas?

Los okupas representan uno de los fenómenos que todo propietario debe sortear, bien sea en una vivienda que tiene en propiedad, pero no ocupa, o incluso en una vivienda principal que por cualquier razón haya dejado sola por un tiempo -por ejemplo, por un viaje de negocios al exterior-. Adoptar buenas medidas de seguridad y seguir consejos útiles será una de las mejores cosas que puedes comenzar a hacer.

A pesar de que la situación parece haberse detenido un poco debido al confinamiento por la Covid-19 (se estima que un 10% menos en comparación con la misma fecha en el año pasado), hay calores en los medios de comunicación y en las calles, con la propuesta de los ciudadanos al cambio de Ley, ingresada al parlamento el 8 de julio del presente año, que propone regular de modo más estricto las ocupaciones ilegales.

Las maneras principales de evitar la okupación es estableciendo mejoras sustanciales a nivel de seguridad doméstica, ya que la mayoría de los okupas desisten rápidamente cuando el hogar al que intentan acceder no cede con facilidad, con lo que tendrás la garantía de que ante el menor intento, desistirán y posiblemente nunca más intenten nuevamente vulnerar el acceso a tu vivienda.

Algunas medidas que puedes adoptar para prevenir la okupación:

1- Cerradura de alta tecnología

En la mayoría de ocasiones, los okupas entrarán por la puerta principal, para ello, casi siempre utilizarán mecanismos para golpear las cerraduras y con ello acceder sin llave a cualquier domicilio.

Esto es posible gracias a que en muchas casas todavía se encuentran instaladas las cerraduras antiguas de siempre, que hoy día pueden ser muy fáciles de vulnerar con los conocimientos y las herramientas adecuadas.

Para evitar este malestar, lo mejor será comprar cerraduras de alta tecnología. Cualquiera que tenga protección ante la técnica del bumping servirá, aunque si consultas con un buen cerrajero, te brindará mayor información sobre este tema, y posiblemente recomiende una cerradura de mayor calidad o seguridad dependiendo de tu caso particular. Una buena cerradura antibumping pondrá las cosas más difíciles ante las intenciones de los okupas.


2- Puerta blindada

Las puertas blindadas eliminan la posibilidad de que puedan intentar acceder al domicilio. Si ya has optado por una buena cerradura, contar con una puerta blindada será sinónimo de que la entrada a tu hogar estará asegurada y de que no habrá manera posible de acceder sin la llave.

3- Alarmas y cámaras

Los sistemas de alarmas son muy variados en funcionalidades y capacidades, así como también los sistemas de vigilancia mediante cámaras. Decantarse por alguno -o por una combinación de ambos sistemas- siempre dependerá de los riesgos que existan en la zona y de cuál sea el presupuesto, ya que representarán un gasto considerable en comparación con, por ejemplo, una cerradura de alta tecnología.

No obstante, muchos expertos asumen que este tipo de recursos tecnológicos son la mejor manera de disuadir a los okupas, porque notarán que la casa está vigilada y desistirán de inmediato.


Otros consejos útiles:

  • Darle vida al hogar, si hay un familiar cerca del lugar o un vecino de confianza, lo mejor será - autorizarlo para que pase de vez en cuando por tu casa.

  • No notificar las ausencias, hablamos tanto de redes sociales y sus post públicos, de esa manera los okupas, un movimiento muy bien organizado y con recursos tecnológicos suficientes como para detectar situaciones favorables como ésta. Así como ocurre con las personas que cuelgan un cartel informativo de que la casa está en venta o alquiler, ya que ambas situaciones indican que el inmueble está o tiene grandes posibilidades de estar vacío, siendo un indicador de oportunidad para los okupas.

Utilizar las medidas de seguridad y los consejos disponibles para evitar la ocupación ilegal es imprescindible para evitar sus riesgos, ya que la mayoría de las ocupaciones sólo se resuelven tras mucho esfuerzo y tiempo para concretar un desalojo y tienen un coste muy elevado, aproximadamente de 2 años y 2.000 euros según estimaciones de los expertos en el ramo. Utilizar las medidas de seguridad y los consejos disponibles para evitar la ocupación ilegal es imprescindible para evitar sus riesgos, ya que la mayoría de las ocupaciones sólo se resuelven tras mucho esfuerzo y tiempo para concretar un desalojo y tienen un coste muy elevado, aproximadamente de 2 años y 2.000 euros según estimaciones de los expertos en el ramo.

 

En grupoalquila gestionamos alquileres en toda España con seguridad y garantías de pago para el arrendador. Conoce nuestras garantías exclusivas para alquilar tu vivienda sin riesgos ni sorpresas. Contacta con nosotros