¿Comprar o esperar?

¿Comprar o esperar?

Si hace un año me hubieran preguntado cómo creía que iba a ser la situación de la vivienda en los próximos años, hubiera afirmado que seguramente hubiera seguido subiendo el precio de la vivienda en las grandes capitales, principalmente porque la actividad económica se estaba desplazando a las mismas mientras que los ayuntamientos no parecían estar dispuestos o ser capaces de liberar suelo al mismo ritmo. No obstante, tras la crisis del COVID19, se nos plantea un escenario alternativo muy diferente. Antes de la crisis de 2008, se veía difícil que bajaran los precios de la vivienda, pero acabaron bajando. Ahora tenemos que ver qué puede suceder para que bajen. Porque las previsiones económicas, aunque caóticas, predicen una fuerte caída del PIB en España (que rondaría entre un 6 y un 15%), así como una caída del turismo.

Los precios van a bajar

De hecho, ya están bajando de precio. Según el medio especializado, las mayores bajadas de precio se están experimentando en las comunidades más afectadas por la nueva enfermedad, siendo: Navarra, Castilla y León y Madrid las más afectadas y Murcia, Islas Baleares y Andalucía. Además afirman que va a bajar el precio de la vivienda y que es un mejor momento para comprar que para vender.

Una de las razones que está detrás de que los precios la vivienda se hayan quedado prácticamente congelados durante los últimos meses reside en que los propietarios se resisten a rebajar sus inmuebles. Los dueños de los pisos están esperando a que la crisis del coronavirus revierta para sacarle el máximo partido a la operación de venta, por lo que el ajuste se está prolongando debido a la paciencia que está teniendo la oferta. Además, los futuros compradores (la demanda) también están aguardando sin prisa a que el precio baje. Esto explica el frenazo en las operaciones y la especie de letargo en la que está sumido el sector.

Pero a pesar de las reticencias actuales, a los propietarios no les va a quedar más remedio que bajar el precio, tal y como señalan algunos expertos, que ya han empezado a poner números sobre la mesa al más que probable abaratamiento de los pisos. Los analistas de Bankinter son algunos de ellos, y pronostican que los precios caerán más de un 9% entre 2020 y 2021. Los motivos se deben a que el virus tendrá "un mayor impacto sobre la economía española y, en concreto sobre el empleo". Que una economía se contraiga y que la tasa de paro suba es la antesala de la caída en los precios de los pisos, que va siempre precedida por una caída de las operaciones inmobiliarias.

Por otra parte, como hemos señalado anteriormenre, "el comprador está a la espera de descuentos suculentos", apuntan en el informe. Además, "los rebrotes del virus y las limitaciones de los turistas europeos para viajar a España", mantendrán las transacciones de extranjeros en niveles mínimos. Estas representan más de un 12% del total nacional, han caído en torno al 50% en el segundo trimestre y estiman que se agudicen las caídas en la segunda mitad del año.

"Se está produciendo un retraso en las caídas de precios, que se mantienen prácticamente estables en el segundo trimestre", con una subida 0,1%, según el INE, y una caída del 0,8% según portales inmobiliarios como Idealista, explica el documento. "Esto se debe al bajo volumen de transacciones, que distorsiona las referencias de precios, y la todavía escasa urgencia por parte de los vendedores", insisten.

 


Si quieres alquilar tu ivvienda, visita nuestras garantías de pago exclusivas. En Grupoalquila te estamos contigo durante todo el proceso, sin sorpresas ni complicaciones, consúltanos para cualquier duda.