Derecho de tanteo, qué es y cómo utilizarlo

Derecho de tanteo, qué es y cómo utilizarlo

Derecho de Tanteo

Cuando el propiertario quiere poner a la venta una vivienda con inquilino, tiene la obligación de notificar al inquilino que va a poner su casa en venta ya que cuenta con 30 días naturales para ejecutar su opción de compra, es decir, ejecutar su derecho de tanteo. Este derecho establece la preferencia de turno para el arrendatario para igualar la oferta de venta lanzada y quedarse con la vivienda. Además, si el propietario no notificara la intención de vender el piso y se hace efectiva la venta, el inquilino tiene derecho de retracto, lo que significa que la venta quedaría anulada para quedarse con el piso en las mismas condiciones en las que se produjo la venta.

No obstante, hay que puntualizar que el propietario puede rechazar las ofertas de compra del inquilino si el precio se encuentra por debajo del deseado. De este modo, el arrendador tiene total autonomía para rechazar las ofertas de compra del inquilino en caso de que no resultaran de su interés.

También hay que aclarar que muchos contratos de alquiler se firman acordando renunciar al derecho de tanteo y al derecho de retracto de tal forma que todo lo explicado anteriormente pierde su validez.