La rentabilidad de alquiler en madrid es menor que en 2017

La rentabilidad de alquiler en madrid es menor que en 2017

Tres de cada cuatro barrios en Madrid sufren una caída de la rentabilidad en alquiler. Se debe en gran parte al incremento en los precios de compraventa, los precios de compraventa están ganando terreno sobre el mercado de arrendamiento. Por lo tanto, está afectando a la rentabilidad bruta en alquiler que ha bajado un 8,6% en la capital española entre los segundos trimestres del 2017 y 2018, quedándose en un 5,56%.

Los precios de compraventa se han incrementado un 19,2% interanual en la capital, una subida dos veces mayor a la subida de los precios de alquiler. Esta disparidad genera una bajada interanual la rentabilidad del alquiler. El impacto en la rentabilidad en alquiler ha sido mayor en las zonas de Madrid donde el incremento de los precios de compra ha sido más fuerte. Es el caso del barrio Ambroz en Vicálvaro que registra una subida de precios de compraventa de más de un 25%, ocasionando una caída de la rentabilidad en alquiler de un 18,7%.

El precio del mercado del alquiler en Madrid sigue subiendo, dirigido por el aumento en los precios de compra. Algunos barrios muestran síntomas de agotamiento en los precios de alquiler. Los barrios afectados por la bajada del precio del alquiler no son los más costosos de la ciudad. Se observa una caída interanual de un 10% en ciertas zonas de los distritos de Latina y Ciudad Lineal y otra bajada del 5% en partes de Arganzuela y Usera. El esfuerzo medio que dedican a las rentas es un 39% del sueldo, pero supera el 50% en las zonas más caras de la ciudady baja al 20% en barrios de Villaverde y Villa de Vallecas.

De cara a los inquilinos, aún no es posible decir si en el mercado de arrendamiento en Madrid va a entrar en un ciclo de estabilización y aconsejamos estar atentos a las zonas en descenso. En cuanto a inversores, una compra de vivienda destinada al alquiler en la capital sigue siendo una opción muy interesante, aunque las zonas calientes se han expandido de la ciudad a la periferia.



Fuente: elmundo