Continúan las proposiciones al Gobierno para estabilizar los alquileres

Continúan las proposiciones al Gobierno para estabilizar los alquileres

El grupo municipal de Madrid pedirá hoy al Gobierno una prórroga automática de los contratos de alquiler que finalicen antes de la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mediante el establecimiento de una moratoria que restringiría las subidas al incremento del IPC.

La proposición reclama al Gobierno que se suspendan las finalizaciones o renovaciones de contrato de alquiler en las que el arrendador pretenda incrementar la renta sin acuerdo con el inquilino.

La alcaldesa ya anunció a principios de septiembre que su grupo trabajaba en una propuesta para regular los precios del alquiler y apuntó que las competencias en esta materia son del Gobierno.

El grupo que gobierna el Ayuntamiento de Madrid pide una reunión "inmediata" de todos los niveles administrativos -estatal, autonómico y municipal- para abrir un "debate profundo" sobre competencias en materia de vivienda y fiscalidad asociada a la propiedad inmobiliaria.

Durante el periodo de vigencia de la moratoria, que finalizaría con la aprobación de los cambios en la ley de arrendamientos urbanos, quedaría prohibido subir precios en las rentas de alquiler con la excepción del porcentaje correspondiente al IPC anual -Índice de Precios al Consumo- a la fecha de finalización del contrato de origen. La proposición recoge que son varios los factores que presionan "al alza" los alquileres, entre ellos la expectativa de los propietarios de incrementar sus ingresos "amparados en la legislación", ya que pueden decidir unilateralmente los aumentos cada tres años.

"Además, hay otros fenómenos relativamente recientes, y cuya incidencia se agudiza día a día: los denominados gentrificación y turistificación", recoge la proposición del grupo de gobierno municipal, que señala la enorme incidencia de esos aspectos en la progresiva expulsión de residentes de las áreas centrales. "Esto está ocurriendo en buena parte de las ciudades españolas y, por supuesto, también en Madrid", lamenta la proposición del grupo de la alcaldesa.

Con esta propuesta, la alcaldesa pretende aplicar medidas urgentes frenen de momento la subida de precios a la espera de abordar la necesaria revisión de la política de vivienda de las últimas dos décadas.

Fuente: El Confidencial